Saltear al contenido principal

Proyecto Larrua cierra este domingo el ciclo Garaikide con “Baserri”, un viaje por la simbología, la mitología y la cultura vasca a través de la danza contemporánea

Tras nueve espectáculos multidisciplinares, la muestra de expresión artística contemporánea en euskera concluye en Civivox Iturrama, a las 19 horas

 

El Ayuntamiento de Pamplona pone punto y final este domingo a una nueva edición de la muestra de expresión artística contemporánea en euskera, Garaikide. La compañía Proyecto Larrua pondrá en escena el espectáculo de danza contemporánea “Baserri”, que gira en torno a la vida en un caserío, al matriarcado y a la familia que lo habita. La representación tendrá lugar en Civivox Iturrama, a las 19 horas, con entradas al precio de 6 euros. Se pueden adquirir en el propio civivox, en www.pamplona.es y en www.iruñakulturada.eus.

“Baserri” será el noveno espectáculo de un programa que durante un mes, desde el pasado 26 de septiembre, ha acercado a escenarios municipales trabajos de expresión artística contemporánea en disciplinas como la música, la danza, el teatro, los bertsos o las artes audiovisuales. En este caso, a través de la danza contemporánea, se realiza un viaje por la cultura vasca, reinterpretando y contemporizando unas costumbres muy arraigadas. La obra difumina las líneas fronterizas entre tradición y vanguardia, cargando de simbología al caserío y a la vida en él desarrollada, y haciendo un paralelismo entre lo terrenal y lo mitológico.

Esta mañana el codirector de la compañía y bailarín, Aritz López, la bailarina Helena Wilhelmsson y el técnico de Cultura Vasca, Iñaki Azkona, han presentado este espectáculo. El montaje cuenta sobre el escenario con la presencia de los fundadores de Proyecto Larrua, Jordi Vilaseca y Aritz López, que actúan junto a Helena Wilhelmsson y Miguel Ballabriga. La coreografía es responsabilidad del propio Jordi Vilaseca.

Investigación sobre el movimiento

Proyecto Larrua es un proyecto de danza dirigido por Jordi Vilaseca y Aritz López, que tiene un lenguaje propio, que une estilos, fisicalidad y disciplinas como el breakdance y la danza contemporánea. Nació con la intención de activar la danza en Vitoria-Gasteiz y alrededores y así poner en marcha proyectos y colaboraciones con artistas locales y nacionales, diferentes instituciones, residencias artísticas… Funcionan, por tanto, como un colectivo artístico. El proyecto que no funciona solo coreográficamente sino que quiere abarcar el ámbito de la pedagogía a través de workshop, talleres y clases, dando a conocer su manera de trabajar y de entender la danza.

De ahí que hayan desarrollado un proyecto didáctico que se basa en la investigación del movimiento desde la técnica de la danza contemporánea y la técnica del breakdance y tratar de aunar fisicalidades y emociones dentro de la manera de moverse y de interpretar. Esto hace que la compañía no solo cree piezas coreográficas y se enfoque en la investigación de dicho movimiento o danza sino que transmita y ofrezca esta misma investigación, de horas en el estudio, para poder compartir y enseñar, a nuevas generaciones o gente interesada en la danza, a modo de laboratorio de movimiento.

Amplia y versátil trayectoria artística

Jordi Vilaseca (Barcelona, 1982) inicia sus estudios en el Conservatorio Profesional de Danza (Institut del Teatre) de Barcelona y sigue su formación artística en la Henny Junniens Foundation de Ámsterdam y en el Instituto Superior de Danza Alicia Alonso en Madrid. Ha trabajado para las compañías La Metros, Lanonima Imperial, Norrdans Company, Steptex Dance Project, Centro Coreográfico Gallego, Compañía Entremans, Dance Channel Project, Plan B, Cía Antonio Ruz, Ballet Carmen Roche, Teresa Nieto en Compañía, entre otros. Actualmente, combina la faceta de bailarín y creador, con la docencia, impartiendo clases de danza en diferentes centros y/o conservatorios nacionales. Como director de escena para Cía Daniel Doña, asistente coreográfico para Quique Peón Cía o Cía del Sr. Smith, dirigiendo proyectos multidisciplinares como es el caso de las compañías Circle of Trust y Logela y, finalmente, como codirector, junto Aritz López, de Proyecto Larrua.

Aritz López (Vitoria – Gasteiz, 1988) comienza su carrera como bailarín practicando B-Boying en 2003 con el grupo Soul Flavas, disciplina en la que ha participado en algunos de los eventos más importantes como BCONE, Versus, Battle of the year…En 2010 comienza a tomar clases en el conservatorio de danza José Uruñuela donde se pone en contacto con otras danzas como el ballet y la danza contemporánea. Después, comienza a viajar y formarse con compañías y bailarines como Anton Lachky, David Zambrano, Sita Ostheimer o Peter Jasco. En 2013 empieza a trabajar como bailarín para la compañía Austrica Nobulus y desde entonces ha bailado para Round Corner (Austria), Next Zone (Dinamarca), Nui (Vitoria), Ertza (San Sebastián), Eva Guerreo (Bilbao) o Ziomara Hormaetxe (Bilbao).

Miguel Ballabriga comenzó su carrera como bailarín practicando B-Boying en 2002. Conocido como B-Boy Zomas, desde hace diez años forma parte del grupo Fusion Rockers, reconocido a nivel nacional e internacional participando en numerosos eventos y competiciones consiguiendo primeros puestos y reconocimientos. Desde 2009 comienza a introducirse en el mundo escénico y entra a formar parte como bailarín en la compañía Dani Pannullo Dance Theatre, con la que desarrolla proyectos a nivel nacional e internacional.  En 2016 comienza a trabajar con el coreógrafo Jordi Vilaseca  en el Proyecto Larrua. En 2018 fue finalista en los Premios MAX por su papel en la obra ‘Broken Lines’ de Dimo Kirilov. Helena Wilhelmsson, por su parte, es una bailarina contemporánea de Suecia, graduada de Iwanson International – School of Contemporary Dance en Munich. Ha creado dos piezas en colaboración con Aritz López y un proyecto de cine y danza con el videoartista Anders Morre Pedersen. Durante y después de su educación, fue recompensada con varias becas para clases, talleres y residencias en diferentes compañías como Cullberg Ballet, Staatstheater Kassel, Regionteater Väst y Mute Comp Teatro físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba