Saltear al contenido principal

Pamplona Negra cierra su cuarta edición con casi 5.000 asistentes y nuevos espacios reales y virtuales de actividad

4.400 personas disfrutaron en directo de las más de 20 actividades programadas y otros 4.600 asistentes virtuales se descargaron la App o visitaron la web de Pamplona Negra

 

El Festival, celebrado entre el 16 y el 20 de enero y organizado por Baluarte, Filmoteca de Navarra y Planetario, incrementó de forma notable el número de asistentes por cuarto año consecutivo, en una edición marcada por la expansión espacial y temporal, la inmersión en el ámbito educativo y las nuevas tecnologías. Como en ediciones anteriores, Pamplona Negra apostó por la calidad y la originalidad en su programación, ofreciendo propuestas novedosas para seguir atrayendo nuevos públicos.

 

Más espacios, más tiempo, más actividades

Pamplona Negra ha seguido teniendo Baluarte como sede central, pero además de los espacios habituales, este año ha dado el salto a la Sala Principal con la proyección de la película Psicosis de A. Hitchcock con la Orquesta Sinfónica de Navarra interpretando la banda sonora en directo. Un evento nunca antes visto en Navarra (una película dialogada con música en directo) y organizado en colaboración con la Fundación Baluarte. Además del clásico de Hitchcock, el ciclo Serial Killers con tres películas, programado por la Filmoteca, completó la oferta cinematográfica del Festival, para la que se vendieron más de 1.600 entradas.

 

Los encuentros con autores de la talla de Alicia Giménez Bartlett, Alexis Ravelo, Marcelo Luján, Eugenio Fuentes, Nieves Abarca, Vladimir Hernández, Carmen Moreno, Aro Sáinz de la Maza, Susana Hernández, Paco Bescós, Jordi Ledesma o Antonio Altarriba volvieron a hacer las delicias de los casi 800 aficionados que se acercaron a Baluarte.

 

En esta cuarta edición, se han reeditado de forma exitosa diferentes actividades, como en el Hotel Tres Reyes, donde se vivió una multitudinaria comida-homenaje a la saga El Padrino con casi 150 comensales, el Café con escritores de Navarra y País Vasco en la librería Elkar y la charla científica para estudiantes en el Planetario de Pamplona. Pero también se han buscado nuevos espacios inéditos, acudiendo a ofrecer charlas en tres Institutos de Educación Secundaria de Pamplona y colaborando con dos Centros de Formación Profesional de Pamplona y Estella.

 

Y como novedad destacada, Pamplona Negra ha salido a la calle, para quedarse, con el original reto en forma de App ideado por los escritores de novela negra de Navarra para cualquier amante de los juegos de misterio y como una forma diferente de conocer Pamplona y su historia. Una App que ya se han descargado más de 1.000 personas y que queda como regalo para la ciudad, sus habitantes y sus visitantes, que podrán tratar de resolver los acertijos propuestos también después del Festival.

 

Y cerrando el capítulo innovador, los visitantes más curiosos se animaron a colocarse las gafas de 360° y vivir la experiencia de realidad virtual de ponerse en la piel del detective Hemingway y resolver el enigma de El ahorcado, escrito y dirigido por Sandra Vallejo, que agotó los 125 turnos ofertados.

 

Llegar a la cultura a través de la educación

Desde Pamplona Negra siempre se ha entendido la cultura como un eje transversal unido inevitablemente a la educación y desde su nacimiento se han ofrecido talleres y actividades de poso educativo como la exitosa sección El crimen a escena, el buque insignia de Pamplona Negra, a la que asistieron 1.200 personas distribuidas en las cuatro charlas ofrecidas por Paco Etxeberria, Vicente Garrido, Juan Mari Barasorda y Javier Molinera. Sin embargo, ha sido en este cuarto año cuando se ha llegado mucho más allá, con un proyecto educativo desarrollado conjuntamente con los Centros Integrados de Formación Profesional Politécnico Estella y Cuatrovientos de Pamplona, para el desarrollo de las nuevas Web y App del Festival, respectivamente. Un espacio de trabajo común en el que alumnado y profesorado y la organización de Pamplona Negra han trabajado juntos a lo largo de siete meses para la consecución de unos objetivos comunes y tangibles, que quedan ahora a disposición de la ciudadanía. Además, los alumnos participantes tendrán ocasión en los próximos dos meses de compartir la experiencia y los conocimientos adquiridos con otros jóvenes en los TecnoTalleres del Planetario de Pamplona, como una propuesta de transmisión directa del conocimiento.

 

En ese afán por establecer sinergias entre cultura y educación, tres autores de novela negra afincados en Navarra han mantenido encuentros con alumnos y alumnas de bachillerato del IES Navarro Villoslada, Padre Moret-Irubide y Salesianos y el alumnado de otros tres institutos pamploneses pudo disfrutar de la charla ofrecida por el forense Rafael Alcaraz en Planetario.

 

Un total de 500 alumnos y alumnas de 7 centros educativos diferentes han participado en la cuarta edición de Pamplona Negra.

 

Respuesta en medios de comunicación y redes

Además de crecer en asistentes, Pamplona Negra creció en alcance en redes sociales e interés mediático con más de 40 páginas completas en prensa escrita, 23 noticias en medios audiovisuales y más de 100 entradas en medios digitales. 3.500 personas visitaron la web y se alcanzaron casi 700 mil cuentas en Twitter, con un total de 4 millones de impresiones, y se llegó a 11 mil personas en Facebook.

 

La cuarta edición también fue la última con Carlos Bassas al frente, director artístico desde el nacimiento de Pamplona Negra, que ahora pasa el testigo a la autora y periodista pamplonesa Susana Rodríguez Lezaun.

Baluarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Volver arriba