skip to Main Content

Los largometrajes “Treblinka” y “The Host” y los cortos “Waste nº2 Wreck “y “Colombi” concursan mañana en la Sección Oficial de Punto de Vista

El Festival muestra en Gayarre la representación de “Nadia”, protagonizada por Nadia Ghulam, refugiada afgana, que narra su historia en esta pieza de teatro documental

Dos nuevos largometrajes (Treblinka y The Host) y dos cortometrajes (Waste nº2 Wreck y Colombi) se presentan este martes a concurso en la Sección Oficial-La Región Central.

Un día en el que el festival concentra el grueso de su programación en Baluarte pero se traslada al Teatro Gayarre con motivo del día de la mujer para la representación de Nadia, que continúa el ciclo “La quinta pared”, llevando el documental al teatro. Protagonizada por Nadia Ghulam, cuenta su historia real frente al escenario, la de una refugiada afgana que llegó a Barcelona en 2006.

Además, la Filmoteca Navarra acoge la proyección de B-52, retrato del mítico bombardero programado dentro de la retrospectiva VOLAR, que contará con la presencia del realizador alemán Hartmut Bitomsky, que mantendrá un coloquio con el público.

Se inicia también el ciclo dedicado a Oteiza, con la primera sesión de documentales inspirados en él o que giran alrededor de su obra, que estarán presentados por sus autores. Como broche final, se homenajeará a Abbas Kiarostami con la proyección de su cortometraje póstumo Take Me Home y del documental 76 minutos y 15 segundos con Abbas Kiarostami, dirigido por su colaborador Seyfolah Samadian a lo largo de una década.

Sección oficial – La Región Central

Compiten en la Sección Oficial las Cintas Waste nº2 Wreck que se exhibe junto a Treblinka a las 10.00 y Colombi que lo hace junto a The Host a las 12.30. El segundo pase de estas películas es el miércoles, 7 de marzo, a las 17.00 y las 22.30 h. respectivamente.

WASTE nº2 WRECK (Jan Ijäs, 11’) Finlandia
La playa del conejo en Lampedusa ha sido votada recientemente como la mejor playa del mundo en TripAdvisor. Situada entre las costas de Italia y Túnez, la isla del Mediterráneo también es el punto más trágico del drama de la inmigración que asola nuestros días. Haciendo frente a esta terrible ironía sin perder el aliento poético de sus imágenes, una voz en off enumera los contrastes de un paraíso vacacional poblado por un cementerio de barcos, objetos personales abandonados y vidas ausentes tras de sí que cobran un nuevo valor con el que simbolizan la irrefrenable deriva del viejo continente. El reto: hacer un filme de inmigrantes sin mostrarlos.

LAND WITHIN (Jenni Kivistö, 60’) Finlandia, Colombia
Un filme-puente que cruza un inmenso océano en un viaje sensorial a uno de los territorios más insólitos del planeta. En el Desierto de La Guajira, situado entre el extremo norte de Colombia y Venezuela, habitan los indigenas Wayuu, que no se consideran ciudadanos de ninguno de los dos países. Mediante una puesta en escena observacional, la cineasta finlandesa comienza también a dudar de su país y siente un extraño vínculo al descubrir que la palabra “maa” significa “tierra” tanto en Wayyu como en su finlandés materno. Con su mirada poética y la forma de una epístola horizontal, la película rompe los moldes del clásico film de antropólogo que describe desde arriba una tribu ajena. Aquí hay por lo menos un viaje de ida y vuelta que precisamente borra ambas direcciones, cuando la tierra es tierra, aquí y allá.

COLOMBI (Luca Ferri, 20’) Italia
La del señor Colombi y la señora Colombi es una historia de amor que desafía al paso del tiempo. Ella no puede moverse por sí misma. Él la ayuda a comer con una cuchara. Juntos se sienten afortunados, aislados de todos los cambios de este mundo. Su retiro es un retiro en total simbiosis, sin hijos. Casi un siglo después juntos, lentamente pierden sus fuerzas pero no la lucidez. Para recuperar su historia del olvido, una oronda figura que parece proceder de una bobina perdida de Muybridge hace sonar extraños objetos antiguos como si se tratara de grandes instrumentos. La música de una relación que se apaga de forma terrible y hermosa.

THE HOST (Miranda Pennell, 60’) Reino Unido
Como un álbum de fotos que cobra vida propia, la película avanza sonoramente en una imagen fija, dando un relato al oído de quietud magistral. The Host combina la memoria personal de la cineasta y la memoria colectiva y enseña el truco de una matrioska bien armada. The Host alberga varias películas. Por medio de las claves del cine ensayo, la realizadora hurga en el pasado de sus padres como antiguos trabajadores de British Petroleum en Irán. La investigación nos descubre la otra cara del país y toma la forma de una gran denuncia internacional. Por ultimo, la invitación de Miranda Pennell es firme: obliga a mirar detrás de la imagen, a desvelar con ella el reverso de las fotografías y de los objetos personales escaneados que encuentra, hasta finalmente encontrarse a sí misma, ahora sin distancias posibles entre la historia oficial y la íntima.

Ciclo VOLAR

El ciclo VOLAR incluye mañana las siguientes sesiones: Volar 3: Su majestad, La mariposa (a las 17.00), Volar 4: La mirada vertical ( a las 20.00 h.) y Volar 9: Ícaro y compañía (a las 22.30) en Baluarte. Por su parte, VOLAR 5: Retrato de un bombardero. Se exhibirá a las 20:00 en la Filmoteca de Navarra.

VOLAR 3: Su majestad, la mariposa

Experimentos fílmicos sobre el vuelo de la mariposa.

1-Mothlight, de Stan Brackhage (no dialogue, 1963, 4min).
Primer milagro del cine: animar lo inanimado. El maestro Brackhage con su ojo de entomólogo da vida a esta colección de alas de mariposas nocturnas que yacen sin vida tras quemarse en su lámpara de trabajo y a las que el cineasta decide resucitar pegando directamente las alas en una película de 16mm y revelando el resultado sin usar una cámara. El montaje frenético permitirá que las alas vuelvan a emular el vuelo perdido y, mezcladas con fotogramas de hojas, situa al espectador en el lugar de un depredador engañado.

2-Papillon d´amour, de Nicolas Provost (no dialogues, 2003, 4min.)
Segundo milagro del cine: crear una metamorfosis de lo filmado. El artista visual belga, rey de la manipulación artística de imágenes, concibe a través de fragmentos de Rashomon de Akira Kurosawa un nuevo filme en el que la escena de un grupo sedentario de samurais y geishas –que en realidad narran un crimen- se convierte por medio de un efecto espejo en la mágica aparición de una crisálida que despliega sus alas para desaparecer finalmente esfumada en el vacío.

3-Le battement d´ailes d´un papillon, de Aleksandr Balagura (Russian, 2008, 64min.)
Tercer milagro del cine: perpetuar la memoria. Todo es vuelo en este filme lleno de filmes inacabados: aeroplanos sobre un Kiev desconocido, gaviotas en una larga noche de calma y la paloma de Muybridge aleteando ante la cámara que se repite como un mantra. Aleksandr Balagura, el artífice de unir todos estos vuelos, retoma un proyecto de juventud, de hace 25 años, cuando se lanzó junto a varios amigos cineastas a realizar un filme colectivo que nadie llevó a fin. Hasta hoy.

VOLAR 5

B-52 . Hartmut Bitomsky. Estados Unidos, Suiza, Alemania. 1998. 104’
Retrato fidedigno de uno de esos monstruos del aire, el mítico bombardero B-52, que da voz al piloto estadounidense que lanzó 2.250 toneladas de bombas y acto seguido al vietnamita que encontró a su mujer partida por dos en su casa destrozada. La caja negra del histórico avión queda destripada hasta convertirlo en un objeto de chatarra que se recicla en aparejos de buceo o en piezas de arte que se funden en columnas para un altar.

VOLAR 4: La mirada vertical

1-Sky Blue, de Maki SATAKE (2003, 1min, no dialogues)
Primera mirada al cielo hecha más con el tacto que con la vista. Los videopoemas de Maki Satake presentan la magia breve del haiku donde siempre aparecen las manos de la artista manipulando la imagen. En esta ocasión sus dedos recortan un trozo de cielo para convertirlo en un avión de papel. Magia para empezar, el cielo gira y el cielo vuela.

2-Two Skyes de Lukas MARXT, (2013, 4′ 25min)
La mirada vertical de esta segunda propuesta se centra en el horizonte marino, filmado desde una plataforma de gas en el mar de Noruega por partida doble: al amanecer y al atardecer. Aquí el enigma está en la mezcla, el artista austriaco coloca esos dos mares en la imagen, uno bocarriba, otro bocabajo, y en su juntura vemos el único cielo posible, el de un horizonte inquietante lleno de preguntas.

3-Des nuages aux fêlures de la terre, de Philippe COTE (2007 /18min)
Un cielo en blanco y negro, filmado en super8, exalta el grano del cine y se alterna con el color en este maravilloso festín de nubes en todas sus geometrías y volúmenes: cirros fugaces, palpitación de cúmulos, nimbos que bailan en mil figuras. Una película hecha con el ojo observacional de un Turner, de manos de un artesano de la imagen, en un paisaje alpino que donde el cielo no olvida la tierra.

4-Heathrow, de Dryden Goodwin (1994, 13min)
El cielo accesible, al acance de la mano, bajo la mirada del gran dibujante británico Dryden Goodwin. Despegamos. Ansiedad, pasajeros como hormigas, aviones que eleven su nariz al viento, el pulso del gran aeropuerto londinense. Sobre él, Goodwin nos dibuja un cielo de doble cara donde experimentar “un refugio místico y un miedo al vacío azul”. Pasajeros que vuelven. Tranquilidad. Aterrizamos.

5. Proximity de Inger Lise Hansen (2006, 4min)
Un cielo invertido en cuatro diferentes momentos y atmósferas permite dar por unos instantes el privilegio a la tierra de tomar ese rol superior de dominar la imagen. Lo sólido pasa entonces a ser etéreo y nos ofrece mil formas cambiantes. Inger Lise Hansen y su habitual mirada desde otro hemisferio, su particular mundo al revés.

6-Tranquility, de Siegfried A. Fruhauf (2010, 6 min)
Una mujer en la playa viaja tumbada por el aire con su mirada, la voz de Neil Amstrong nos avisa que ya hemos llegado al mar de la tranquilidad del título, mientras las olas y el agua ayudan al vuelo. El cielo como una mancha de formas densas que palpitan, visto desde la escafandra de un astronauta satisfecho con el mundo y consigo mismo.

7-Clouds, de Peter Gidal, (1969, 10 min)El británico Peter Gidal para cerrar este viaje por los cielos con su mirada vertical que juega a la nada: el cielo es mucha veces el vaciado de la imagen, no más que una presencia sutil de aire en la pantalla. Pero de repente un avión la cruza y nuestra ilusión vuelve a trastocarse… hasta la próxima vez… nada y algo en perpetuo juego aéreo.

VOLAR 9: Ícaro y compañía

1- Ten Minutes Before The Flight Of Icarus, de Arunas Matelis (10 min, 1990).
La antesala del vuelo. La película nos conduce a través de una ciudad vieja, Uzupis, dentro de otra más anciana, Vilnius, y nos invita a asistir a su ruina, pero esa decadencia histórica se presenta solo en el primer plano. La maestría de Arunas Matelis esconde detrás una latencia-inminencia de que algo va a despegar, no sé sabe qué. ¿Su cine, su país, ambas cosas? En esa tensión previa está la gracia de este primer Ícaro todavía en tierra.

2-Fall, de Tom Dewitt (1971, 17 min)
El artista estadounidense Tom Dewitt nos presenta una figura de Ícaro basada en la abstracción. A través de cambios de color, superposiciones y multiperspectivas, su relato mezcla hombres cayendo con siluetas de águilas y nubes que huyen, en un cuento de Ícaro que de alguna manera lo que nos viene a transmitir es la propia inmortalidad del mito: el hombre que cae por los aires en la Grecia clásica es el mismo que cae al vacío siglos después en las torres gemelas.

3-The Fall of Ikar, de Yuri Shiller (2003, 30min)
El Ícaro de Yuri Shiller sigue la máxima de Beckett: “fracasar siempre, fracasar mejor”. Cineasta de paisaje y paisanaje, su gran mirada, llena de sabia lentitud, se posa esta vez en uno de esos héroes anónimos que no son conscientes de su hazaña. Fedoseich es un conductor de ambulancias de un pueblo remoto en Rusia, donde todavía se ara a caballo y se siega a mano. Esconde en su jardín el tesoro de sus días: un avión ultraligero hecho por él mismo con el que algún día sueña con dejar la tierra.

Retrospectiva de Luciano Emmer

Incluye dos sesiones: “Luciano Emmer 2: Del racconto al ensayo” y “Luciano Emmer 3: Ensayo”, la primera a las 17:00 horas y la segunda a las 22:30 h.

LUCIANO EMMER 2: DEL RACCONTO AL ENSAYO
Picasso (1954)
Con motivo de la primera gran exposición dedicada a Picasso en Italia, en 1953, Emmer recibe el encargo de realizar un documental sobre el pintor malagueño. La película será uno de los grandes hitos en la relación entre Picasso y el cine, cuatro años después de la Visite à Picasso (1950) de Paul Haesaerts y dos antes de Le mystère Picasso (1956) de Clouzot.

Incontrare Picasso (2000)
Medio siglo después de su documental sobre Picasso, Emmer vuelve sobre su propio material para reapropiárselo y transformarlo: ya no será el relato asimétrico de un cineasta anónimo que observa con asombro al pintor genio, sino una obra creada de forma cómplice entre dos autores que reflexionan sobre sus dos medios expresivos.

LUCIANO EMMER 3: ENSAYO


Nostalgie (2001) Bella di notte y Con aura…senz’aura.
Con motivo de la retrospectiva dedicada a Balthus en Venecia el año de su muerte, Emmer recuerda la ciudad donde creció. Utiliza para ello su memoria filmada, sus dos cortometrajes de medio siglo atrás, Isole nella laguna y Romantici a Venezia.

Bella di notte (1997)
Emmer recibe el encargo por parte de Rai 2 de hacer el documental oficial sobre la reapertura de la Villa Borghese de Roma y sobre su extraordinaria colección de obras de arte. El cineasta, como todas las otras veces, se reapropia del encargo y lo transforma en otra cosa: un recorrido nocturno y en primera persona por su memoria, por su experiencia de niño en ese lugar, desde un dispositivo que funciona a la vez como antídoto a la masificación actual del lugar.

Con aura…senz’aura: Viaggio ai confini del arte (2003)
Autorretrato ensayístico, película testamento de Emmer guiada por Leonardo, Benjamin y Proust, el cineasta emprende con ochenta años un viaje hacia el interior de la gruta de Pastena (pero imaginando Lascaux) en busca del origen del arte. Simultáneamente, poco a poco, retrocede paso por paso en su memoria hasta el inicio de su filmografía, dejando que la capacidad de sugerencia de las formas que salen a su encuentro ponga en marcha el mecanismo del pensamiento.

Oteiza, cineasta sin cine
Incluye las sesión titulada: “A propósito de Oteiza I” (a las 20:00)

PAISAJE DESOCUPADO
. Juan Carlos Guindós de la Fuente. España. 2015. 12’
Partiendo de los escritos de Jorge Ramos Jular que analizan la obra de Jorge Oteiza según categorías espaciales en evolución, Quindós se enfrenta al friso de los Apóstoles como un paisaje topográfico en el que las esculturas de Oteiza ocupan una posición horizontal virtual, mirando de nuevo al cielo y recibiendo la lluvia con los brazos abiertos. Escultura y Arquitectura se diluyen en una danza gris bajo el aguanieve que se va posando en la lente.

HARRIAREN ERRESISTENTZIA Gillermo Zuaznabar. España. 2003. 15’
A modo de collage y con una escultura fronteriza como punto de partida, la película se desarrolla en torno a un artículo escrito a cuatro manos por Josep Quetglas y Gillermo Zuaznabar que analiza una obra de Jorge Oteiza situada en el Puente Internacional (1971), entre Irún y Hendaya. La película no invita a compartir ideas, la intención resulta al tiempo más perversa: que las imágenes infecten la mirada de quien mire y le condenen a escuchar la consigna secreta que guarda.

SIETE VIGÍAS Y UNA TORRE Manuel Asín. España. 2007 37’
Durante más de cuarenta años, Jorge Oteiza marcó con piedras y metal lugares culturalmente críticos, puntos sensibles del mapa. Desapercibidamente, dispuso estatuas en atalayas y frentes del paisaje, como signos vigilantes y de protección. Su amigo, el arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oíza, le construyó por fin su casa de Alzuza, su torre, como una fortaleza defensiva.

Cazador cazado
Homenaje a Abbas Kiarostami. A las 22.30.

TAKE ME HOME. Abbas Kiarostami. Irán. 2016. 16’
Cortometraje póstumo de Abbas Kiarostami protagonizado por un balón de fútbol (simulado por ordenador) que emprende una huida escaleras abajo cuya interpretación filosófica y significado queda en manos del espectador.

76 MINUTOS Y 15 SEGUNDOS CON ABBAS KIAROSTAMI Seyfolah Samadian. Irán. 2016. 76’Estrenada en el Festival de Venecia, dos meses después de la muerte del director, probablemente el cineasta más influyente de nuestra era, nos encontramos ante una serie de fragmentos de su vida y de su trabajo a lo largo de varios años, sin entrevistas ni voz en off o declaraciones que lo sustenten, dando forma a un honesto tributo con un trasfondo tan espiritual y revelador como lo era el cine del gran maestro iraní.

Gobierno de Navarra / Nafarroako Gobernua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Back To Top