Saltear al contenido principal

La exposición ‘Ponte en mi lugar. Nire tokian jarri’ propone una reflexión sobre la participación y la diversión de las mujeres en la fiesta a través de la mirada de 20 artistas

La muestra ha sido especialmente organizada para el Palacio del Condestable con 37 obras cedidas de colecciones pública y privadas

 

La exposición ‘Ponte en mi lugar / Nire tokian jarri. Cuando ellas se divierten / Neskek ongi pasatzen dutenean’ propone una reflexión sobre la participación de las mujeres en la fiesta a través de la mirada de 20 artistas plasmada en 37 obras. Cuenta con fotografías, instalaciones, vídeos y pinturas creadas en los últimos 20 años y que han sido cedidas especialmente para esta exposición. Las obras provienen de numerosas colecciones públicas y privadas de ciudades como Vitora-Gazteiz, Madrid, Cáceres, Valencia o Valladolid. La muestra puede verse en la Sala noble del Palacio Condestable hasta el 18 de agosto. El horario de visita es de lunes a viernes de 17 a 21 horas y los sábados de 10 a 14 y de 17 a 21 horas. En Sanfermines permanecerá abierta los días 8, 10, 11, 12 y 13 de 11 a 14 horas.

Esta exposición ha tenido en cuenta la revisión crítica de los actos y actitudes que se suceden en unas fiestas tan singulares y populares como las de San Fermín y en las que han cobrado especial interés las campañas de reivindicación de la igualdad para la convivencia de las mujeres en el espacio festivo común; especialmente las campañas de respeto a la dignidad y contra las agresiones a la libertad sexual, tal y como han explicado en la rueda de prensa de presentación la directora de Cultura, Política Lingüística, Educación y Deporte, Maitena Muruzábal, y los comisarios de la muestra Mariano Navarro y Javier Balda.

Obras del ámbito íntimo y público, de distintas temáticas  y que se alejan de estereotipos

La selección de obras, según los comisarios, cuestiona y ofrece imágenes del hecho festivo tanto del ámbito privado (el íntimo y doméstico) como del público que se alejan de los estereotipos tradicionales, “de lo que el exterior homologa y reconoce como comportamientos de la mujer”. La exposición muestra expresiones diferentes en la exteriorización del sentimiento festivo o la misma consideración de lo festivo, cuando el cuerpo se manifiesta sin presión externa o se divierte sin un propósito específico, sin una vigilancia de lo social sobre el comportamiento individual o de género. En cierta manera, el proyecto deriva hacia una presentación alejada del ruido y hacia un sentimiento del ser festivo desde la condición de mujeres.

El catálogo de la exposición también recoge en la presentación que las obras se agrupan según distintas temáticas que van desde el uso de la indumentaria y el vestido, los complementos o el maquillaje, a la evocación del juego iniciático de las edades, así como los recónditos divertimentos de la sensualidad como intercambio de lo privado y oculto. En otra lectura, también evoca rasgos antropológicos en los comportamientos de las mujeres ligados a la fiesta. En la selección de obras y artistas realizada, ha habido un intento por destacar los aspectos subversivos, polémicos e incluso provocadores de las actitudes femeninas como un modo de reivindicación del activismo que transforma el papel de las mujeres, eliminando la pasiva condición a la que se les quiso y quiere reducir.

A manera de homenaje, la exposición sitúa la figura singular de Maruja Mallo como artista pionera, libre, y engarce entre los creadores avanzados de la época de la República y las vindicaciones y la creatividad de los años de la Transición, que abrió un campo de experimentación y visibilidad a una nueva generación de artistas y percepciones artísticas.

La exposición presentada por Alicia Murría

El catálogo también recoge un texto de Alicia Murría que señala cómo la temática de esta exposición es infrecuente “y no porque no sepamos divertirnos” y cómo, a pesar de que el siglo XX fue el de la irrupción del feminismo, la mujer sigue teniendo menor presencia: Por ejemplo, si se comparan el número de exposiciones individuales: la asociación de galerías ARTE-MADRID informa que de las 74 muestras presentadas en tres meses de este año solo 17 eran de mujeres.

En el recorrido que hace por las obras de ‘Ponte en mi lugar / Nire tokian jarri. Cuando ellas se divierten / Neskek ongi pasatzen dutenean’ describe obras que ironizan con el género en las revistas “femeninas” (Carmela García), las que retratan el mundo onírico dirigido a la infancia y que introduce los miedos hacia las amenazas adultas (Laura Torrado), y otras que hablan de la trasgresión de las convenciones (Itziar Okáriz), de la pura diversión (Juan Francisco Casas) y se convierten en cronistas de una generación.

La muestra también presenta trabajos que abordan una feminidad basada en atributos exógenos de “lo femenino” (Natacha Lesueur y Victoria Civera), que se detienen en el adorno como arma agresiva (Eva Lootz), que bucean en los elementos eróticos de la “feminidad” interrogando sobre su validez o su poder (Ana Laura Aláez), o que traducen la voluptuosidad de los cuerpos (Isabel Muñoz o Cristina García Rodero). Aparecen imágenes que trazan el retrato sociológico de un momento de cambio, la España de los 80 (Alberto García Alix o Miguel Trillo).

En el recorrido que hace de la exposición en el catálogo, Alicia Murría hace referencia a piezas que son la encarnación de una ironía vitriólica que se reviste de inocencia (Elena Blasco), las que aluden o bucean en los sentimientos y su representación (Carmen Mariscal) o hablan de la representación de lo extraño y oscuro que constituye a las mujeres (Ángeles Agrela o Carmen Calvo). Un mundo de apariencia lúdica pero con potentes cargas de profundidad (Patricia Gadea) conviven con el hartazgo infinito y a veces burlón (Cristina Lucas), o con las “construcciones” de unos seres mutantes que hablan de la condición humana (Bene Bergado). Para finalizar menciona a Maruja Mallo que encarnó ese nuevo tipo de mujeres, pioneras, que lucharon por conquistar la libertad en la creación y en la vida.

 

Ponte en mi lugar. Nire tokian jarri

  • Maruja Mallo. Maruja Mallo en las Playas de Chile Circa, 1945. 23,8 x 19,6 cm. Fotografía retocada a tinta por la artista. Cortesía Galería Guillermo de Osma. Madrid
  • Isabel Muñoz. Danza cubana 2001. 110×110 cm. Colección Isabel Muñoz
  • Isabel Muñoz: Danza cubana 2001. 110×110 cm. Cortesía Galería Blanca Berlín, Madrid
  • Cristina García Rodero. Serie, Black Rock City. 2000. 75 x 115 cm. Fotografía en blanco y negro, 1/7. Colección Juana de Aizpuru. Madrid
  • Cristina García Rodero. Alas de mariposa. Serie, Black Rock City. 2000. 75 x 115 cm Fotografía en blanco y negro, 6/7. Colección Juana de Aizpuru. Madrid
  • Victoria Civera. Hermanas españolas. 1995. 160 x 210 x 80 cm. Escultura. Colección CaixaBank
  • Ana Laura Aláez. Lipsticks. 2002. 41,5 x 200 x 200 cm Instalación. Colección Artium de Álava. Vitoria-Gasteiz
  • Eva Lootz. Simbolon decía…. 1994. 61 x 48 cm. Fotografía. Colección Helga de Alvear. Cáceres
  • Eva Lootz. Simbolon decía, F.C. 1994. 61 x 48 cm. Fotografía. Colección Helga de Alvear. Cáceres
  • Eva Lootz. Dos piezas pret-a-porter II, 1994. 27,5 x 27,5 x 5 cm. Dos anillos de plata, fotografía, guantes y caja. Edición 3/9. Nº invº 657. Colección Helga de Alvear. Cáceres
  • Eva Lootz. Ella vive en el traje que se está haciendo. 1994. 61 x 48 cm. Fotografía. Colección Helga de Alvear. Imagen cortesía Artium de Álava
  • Carmen Mariscal. El Amor en vértigo de la serie La Novia Puesta en Abismo. 1997 Versión 2015. 180 x 90 cm. 5 fotografías en blanco y negro. Impresión en Dura Clear, espejo y vestido de novia de la bisabuela de la artista. Colección de la artista
  • Natacha Lesueur. S/T. Karine Arabian, Serie. 2013. 70×105 cm. Épreuve pigmentaire sur papier fine art. Colección de la artista y cortesía Galería Espai Tactel. Valencia
  • Natacha Lesueur. S/T. Karine Arabian, Serie. 2013. 70×105 cm. Épreuve pigmentaire sur papier fine art. Colección de la artista y cortesía Galería Espai Tactel. Valencia
  • Alberto García Alix. La gordita del barrio 2/3. 1987. 110 x 110 cm. Fotografía en blanco y negro. Colección Juana de Aizpuru. Madrid
  • Alberto García Alix. Dos hermanas 1/7. 2000. 47 x 47 cm. Fotografía en blanco y negro. Cortesía del artista y de la galería Juana de Aizpuru. Madrid
  • Alberto García Alix. Mujer de Fellini 2/3. 1987. 110 x 110 cm. Fotografía en blanco y negro. Colección Juana de Aizpuru. Madrid
  • Alberto García Dos ladies 4/7. 1988. 47 x 47 cm. Fotografía en blanco y negro. Cortesía del artista y de la galería Juana de Aizpuru. Madrid
  • Miguel Trillo. En un festival mod en la sala KGB. Barcelona, 1989. 50×70 cm. Impresión lambda. Colección del artista
  • Miguel Trillo. En un festival rockabilly en la discoteca ODM. Badalona, 1993. 70×50 cm. Impresión lambda . Colección del artista
  • Bene Bergado. Jugando con Laura y Roxanne, Adela la Nadadora y las siamesas Teressa y Vanessa, y Yoanna y Mireia. 1999. 125 x 125 cm. Fotografía color. Colección MUSAC. Valladolid
  • Patricia Gadea. Sin título Serie Circo. 1992. 195 x 130 cm. Técnica mixta y collage sobre lienzo. Colección Juan Ugalde
  • Patricia Gadea. Número 3. 1994. 200 x 154 cm. Técnica mixta y collage sobre lienzo. Colección Juan Ugalde
  • Laura Torrado. Pequeñas historias bucólicas, 2005-07. Video monocanal, 3, Colección de la artista
  • Laura Torrado. Pequeñas historias bucólicas 2006. 190 x 120 cm. Fotografía color. Tintas pigmentadas sobre papel Hahnemühle Photo Rag Baryta. Colección de la artista
  • Ángeles Agrela. Contorsionista nº1 2006. 200 x 150 cm. Acrílico sobre papel. Colección de la artista
  • Ángeles Agrela. Contorsionista nº7 2006. 200 x 150 cm. Acrílico sobre papel. Colección de la artista
  • Carmela García. Chicas con bigote. 2014. Portadas de revistas intervenidas. 30 x 23 cm c/u. Impresión digital sobre papel. Colección de la artista
  • Elena Blasco. Danzantes 2000. 120 x 200 cm. Acuarela sobre papel. 70 x 30 x 80 cm. Escultura poliéster. Colección CaixaBank
  • Juan Francisco Casas. I 2008. 34 x 19 cm. Bolígrafo Bic azul sobre papel. Cortesía Galería Fernando Pradilla. Madrid
  • Juan Francisco Casas. Villageidiotsfromouternspace Nº2 2011. 26,5 x 40 cm. Bolígrafo Bic azul sobre papel. Cortesía Galería Fernando Pradilla. Madrid
  • Juan Francisco Casas. Thedrinkingdiva, 2012. 20 x 25 cm. Bolígrafo Bic azul sobre papel. Cortesía Galería Fernando Pradilla. Madrid
  • Juan Francisco Casas. Quien nace lechón muere cochino 2012. 20 x 25 cm. Bolígrafo Bic azul sobre papel. Cortesía Galería Fernando Pradilla. Madrid
  • Carmen Calvo. San Paulo 2007. 130 x 85 cm. Técmica mixta, collage, pintura y caja de luz. Colección de la artista
  • Carmen Calvo. San Paulo 2007. 130 x 85 cm . Técnica mixta, collage, pintura y caja de luz. Colección de la artista
  • Cristina Lucas. La anarquista 1/3, 2004. Serie, El viejo orden. 110 x 140 cm.. Fotografía en color siliconada bajo metacrilato. Colección Juana de Aizpuru. Madrid
  • Itziar Okaritz. Mear en espacios públicos o privados 2001-2004. Vídeo color y sonido. Cortesía Galería Moisés Pérez de Albéniz. Madrid

Ayuntamiento de Pamplona / Iruñeko Udala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba