Saltear al contenido principal

John Medeski lanza “A different time”, su primer albun a piano solo con el mítico sello OKEH Records

 

Medeski1

Reconocido por su trabajo durante más de 20 años con el trío Medeski, Martin & Wood (MMW), el teclista John Medeski nos sorprende ahora con A Different Time, su primer álbum a piano solo que lleva su música a un terreno totalmente inesperado… hasta para él. “Estuve pensando en una grabación más ecléctica, pero al final salió algo más representativo de lo que son mis conciertos en directo”, dice Medeski.

A Different Time se publicó el 8 de abril y es el primer lanzamiento de la nueva etapa del sello Okeh Records a través de Sony Classics. Es un álbum mucho más introspectivo de lo que los seguidores de MMW podrían imaginarse, con composiciones de Medeski, improvisaciones, un espiritual y una canción de Willie Nelson, que reflejan el lado oculto de John Medeski. “Honestamente, estaba un poco asustado cuando pensé en publicar esto, porque es tan contemplativo…”, continúa el pianista. “Sé que no es lo que se espera de mí, pero es una faceta de mi personalidad que existe, cruda y abierta”.

Medeski

No sólo es nuevo para Medeski. A Different Time marca la vuelta de Okeh Records, un histórico sello fundado en 1918 que se dio a conocer inicialmente con grabaciones de jazz clásico y blues, lanzando a artistas como Louis Armstrong, Duke Ellington, King Oliver o Sidney Bechet. Ahora editará a artistas como Medeski, Bill Frisell, David Sanborn & Bob James, Craig Handy… “Es magnífico que Sony apueste por la música creativa. Me encanta formar parte de esta nueva etapa de Okeh”, afirma Medeski.

Según el músico, “crecí tocando el piano”, y por eso este álbum le devuelve sus experiencias más tempranas ante el teclado, sus sentimientos más naturales.A Different Time se grabó en Waterfront Studios, el estudio del productor Henry Hirch construído en una iglesia del siglo XIX en Hudson Valley (New York). Para su disco de debut en solitario, Medeski ha querido la máxima calidad sonora, acercándose lo más posible a su ideal de perfección: las grabaciones del pianista clásico Arthur Rubinstein para RCA. Por eso, Medeski tardó varios días en intentar conseguir el sonido buscado a un piano Steinway de gran cola.

Pero Hirch animó a Medeski a probar con otro piano del estudio, un Gaveau de 1924, parecido al Pleyel que prefería Chopin. El instumento impactó profundamente a Medeski que dice: “Requirió un toque más delicado, más controlado. Es más difícil conseguir un buen sonido, pero cuando se toca con delicadeza se pueden conseguir matices increíbles, que el instrumento cante”.A Different Time se grabó con el Gaveau y con la electrónica imprescindible con el fin de captar toda la variedad dinámica del instrumento. Las sesiones comenzaban por la noche, cuando el ruido exterior era mínimo, y Medeski espera que los oyentes capten esta atmósfera “cuando las preocupaciones del día hayan pasado a segundo plano, aparezca el silencio y se cree el ambiente preciso para escuchar el sonido limpio del Gaveau”.

El álbum comienza con el tema que le da título, una composición improvisada de Medeski sobre el Gaveau y que evoca “un tiempo en el que la gente solía sentarse para escuchar música, cuando no era una simple banda sonora”, dice. ”Recuerdo estar en un cuarto con un grupo de gente, escuchando música juntos, perdiéndonos en el sonido”. Después, la balada I’m Falling in Love Again, de Willie Nelson, que Medeski quería grabar desde hace tiempo y que desarrolla su mejor expresión en el Gaveau, y el espiritual tradicional His Eye Is On the Sparrow, al que el pianista se acerca con un respeto exuberante.

Ran es otro tema para el que Medeski ha estado buscando mucho tiempo el contexto adecuado, y la enigmática Otis, que cierra el disco, se grabó por primera vez en 1992 en Notes From the Undeground, el primer álbum de MMW.Waiting at the Gate es una composición adolescente de Medeski (“Nunca la toqué para nadie”, dice. “Bueno… alguna vez). Luz Marina está dedicada a Mama Kia, que fundó un orfanato en Perú y falleció en 2010. Era el nombre de su primer hijo adoptado que murió a muy temprana edad y Medeski ha querido reflejar en el tema el espíritu inspirador y generoso de Mama Kia. Por último, Graveyard Fields y Lacrima son dos improvisaciones de Medeski. “Tocaba solo música”, termina. “Sólo me perdí en el sonido y este es el último objetivo de todo el que se sienta a tocar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Volver arriba