Saltear al contenido principal

El Ayuntamiento contratará dantzaris, gaiteros y txistularis para acompañar a la corporación municipal en San Fermín y en otras festividades de la ciudad

La concejala delegada de Cultura ha presentado los tres expedientes en la Comisión de Asuntos Ciudadanos celebrada esta mañana

La concejala delegada de Cultura, Política Lingüística, Educación y Deporte, Maider Beloki, ha presentado en la Comisión de Asuntos Ciudadanos celebrada esta mañana los expedientes para la contratación de dantzaris, gaiteros y txistularis que acompañarán a la corporación municipal en San Fermín y en otras festividades de la ciudad. La adjudicación de los tres contratos se llevará a cabo por “especificidad artística”, tal y como recoge la Ley Foral de Contratos Públicos, como por ejemplo, también se hace el de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos. Serán contratados Duguna Folklore Taldea – Grupo de Folklore Duguna, la Asociación Cultural Gaiteros de Pamplona–Iruñeko Gaiteroak y la Banda Municipal de Txistularis de Pamplona.

Danzas que solo puede interpretar Duguna

En el caso de los dantzaris, la contratación, que será aprobada en Junta de Gobierno Local, recaerá en Duguna Folklore Taldea – Grupo de Folklore Duguna por un importe de 30.000 euros (IVA incluido) al año. Este grupo cuenta con los derechos de uso del repertorio de coreografías específicamente ideadas en los últimos años para ser bailadas por los dantzaris y cuyos autores han inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual. Es la única formación que puede bailar San Blas Eguneko Soka-dantza, San Juan Bezperako Soka-dantza, San Fermín Aldapakoaren Ezpata-dantza o San Fermín Aldapakoaren irradaka.

El contrato incluye, en concreto, la participación de Duguna en la festividad de San Blas en torno al 3 de febrero, en San Juan el 23 de junio, en la procesión de San Fermín el 7 de julio, en la Octava del 14 de julio, en el Privilegio de la Unión el 8 de septiembre y en la festividad de San Saturnino el 29 de noviembre, además de en las fiestas de San Fermín de Aldapa en el mes de septiembre. A ellas, podrán unir otras dos actuaciones que serán establecidas entre el grupo y el Consistorio.

El precio del contrato comprende que Duguna se hará cargo de los gastos originados con el mantenimiento y conservación ordinario de los trajes y elementos decorativos, que deberá tener en óptimas condiciones. Además, el vestuario y estandarte de los ‘Dantzaris del Ayuntamiento de Pamplona’ que porten en el cortejo municipal deberá ajustarse al diseño de Pedro Lozano Sotés en 1949 y solo lo podrán utilizar en las actuaciones contratadas con el Consistorio. Además, portarán únicamente la bandera oficial de los dantzaris del Ayuntamiento de Pamplona, correspondiendo a la corporación municipal llevar las banderas oficiales. Duguna, en sus actuaciones al margen de las municipales, no vestirá el traje oficial ni portará la bandera oficial de los dantzaris del Ayuntamiento de Pamplona.

En Sanfermines, Privilegio de la Unión, San Fermín de Aldapa, San Saturnino

En el cortejo municipal y en otras festividades también participará la Asociación Cultural Gaiteros de Pamplona–Iruñeko Gaiteroak. Actuarán en el Chupinazo y en las Visperas el día 6 de julio, en la procesión de San Fermín del 7 de julio, en la Octava del día 14, en el acompañamiento del rey europeo de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos del 8 al 14 de julio y los bailables de los días 6, 7 y 14 de julio. También, estarán presentes el día del Privilegio de la Unión, en las fiestas de San Fermín de Aldapa y en la procesión de San Saturnino. Por último, recorrerán las calles de la ciudad en 34 dianas de enero a junio y de noviembre a diciembre·y ofrecerán 19 bailables de junio a septiembre. El contrato estipula un abono de 44.638 euros al año.

La banda cuenta con la cesión en exclusiva de los derechos de ejecución de la obra para gaita del Maestro Turrillas, de Txomin Mújica y de Cenon Iribarren. De acuerdo al contrato, la asociación correrá con los gastos originados por la compra, mantenimiento y conservación ordinario de las los instrumentos y de los materiales necesarios además del vestuario. El vestuario será americana y pantalón azul, zapatos negros, camisa blanca y boina y corbata rojas o americana azul, pantalón blanco, zapatos negros, camisa blanca y boina y corbata rojas. Por otra parte, deberá formalizar los correspondientes contratos con sus músicos, incluyendo las aportaciones a la Seguridad Social. Para los ensayos de la banda, el Ayuntamiento de Pamplona cede el uso de la sala habilitada en los locales municipales situados en calle Navarrería, 31.

Dianas y bailables con txistularis y gaiteros

La Banda Municipal de Txistularis de Pamplona también contará con un contrato que regulará su actuación en el Chupinazo, la procesión de San Fermín del 7 de julio y en la Octava del 14 de julio, en el día del Privilegio de la Unión, en la procesión de San Saturnino, en la recepción a la imagen del Ángel de Aralar y en las fiestas de San Fermín de Aldapa. Asimismo, recorrerán las calles de la ciudad en 34 dianas de enero a junio y de noviembre a diciembre, ofrecerán 19 bailables de junio a septiembre y quedarán otras seis actuaciones para concretar fechas. El contrato estipula un abono de 58.985 euros al año.

En este caso, la formación cuenta con la cesión en exclusiva de los derechos de ejecución de la obra del Maestro Turrillas y de las músicas para el acompañamiento de la Corporación compuestas por un miembro de la banda. Al igual que los gaiteros, la entidad deberá correr con los gastos originados en estas salidas como son la regularización de la Seguridad Social, la posesión de los instrumentos necesarios o la dotación de un vestuario y complementos adecuados.

Bandas creadas en 1942

La Banda Municipal de Gaiteros de Pamplona y la Banda Municipal de Txistularis de Pamplona fueron creadas por acuerdo de Pleno del Ayuntamiento de Pamplona del 1 de mayo de 1942. El propio acuerdo fijó el régimen de obligaciones y derechos de sus miembros con un régimen propio de los músicos dependientes del Ayuntamiento. En 1951, tras nueve años de actividad y a propuesta de la Comisión de Fomento, fueron adscritas al Patronato de la Banda de Música, en el que se integraba también la Banda de Música. Los gaiteros y txistularis se incorporaron al patronato en régimen de equiparación con los miembros de la Banda de Música. Esta nueva situación jurídica continuó durante treinta y cinco años.

El 24 de diciembre de 1986, el Pleno de la Corporación acordó la disolución del Patronato de la Banda de Música y la modificación de la relación jurídica que las tres formaciones musicales integrantes mantenían con el Ayuntamiento. Para preservar su estatus y el régimen de obligaciones y derechos de sus miembros, la relación se articuló mediante un convenio de treinta años de duración desde febrero de 1987.

Ayuntamiento de Pamplona / Iruñako Udala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Volver arriba