Saltear al contenido principal

Del 26 mayo al 4 junio, en la plaza del Castillo, XVI Feria del Libro de Pamplona, Iruñeko XVI Liburu Azoka

Otro año más volvemos a presentaros la Feria del libro de Pamplona.

Este año debemos reflejar con mucha tristeza la falta de dos librerías en la Feria. Es cierto que llevamos varios años sufriendo esta consecuencia pero no por eso nos acostumbramos a las malas noticias. Todos tenemos nuestra parte en estos acontecimientos, las propias librerías, la administración y los largos años de precaria política cultural, la nula protección de los contenidos digitales, la propia sociedad que se va decantando por otras formas de ocio cultural, otras costumbres…

Las librerías hemos tenido que reinventarnos y adecuar nuestros espacios  a las necesidades o querencias del público, sobre todo de las nuevas generaciones que se incorporan al mercado cultural. Afortunadamente hay savia nueva y las librerías que comportan la incorporación de colegas más jóvenes, la generación más nueva, han enriquecido el mapa de Navarra aportando frescura e incorporando nuevas técnicas que son del agrado del público más joven. Las librerías tradicionales han hecho el esfuerzo de reciclaje para adaptarse a espacios de mercado más amplios y poder agradar al público más joven sin dejar de hacerlo al más tradicional. Todos estos procesos, a veces traumáticos, siempre tienen alguna consecuencia negativa. La crisis ha afectado al sector como nunca lo había hecho. El consumo ha sufrido una recesión hasta ahora desconocida, el recorte en los presupuestos públicos para la compra de fondos bibliográficos ha registrado mínimos históricos. Las políticas de préstamo de los libros de texto han dado la puntilla a la frágil economía del sector. Tenemos la digitalización de los contenidos de currículo a las puertas y todavía no se vislumbra la salida del túnel. Ahora mismo tenemos que lamentar que la participación en la Feria no es lo numerosa que fuera años atrás. Hemos visto con estupor el cierre de librerías de referencia en nuestra ciudad, pero también constatamos que se abren librerías nuevas por lo que mantenemos viva la esperanza y vigentes todas nuestras ilusiones.

Aunque con achaques, ya llevamos dieciséis ediciones de la Feria del Libro de Pamplona, una feria de 10 días de duración, celebrada en el mismo centro de nuestra ciudad. Una Feria que disfruta de una buena acogida por el público lector cuyas ventas están rodeadas de  actividades culturales relacionadas con los libros de cuya aceptación somos conscientes.

Destacamos nuestro espacio de la lectura, una actividad original y muy nuestra, diríamos que exclusiva en este tipo de eventos, en donde todas las personas que quieran pueden disfrutar del hecho de leer en voz alta. Muchos adultos lo hacen pero tenemos que agradecer la excelente disposición de docentes y alumnos de centros de enseñanza que repiten cada año.

Reconocemos también el esfuerzo que hacen las editoriales de nuestro entorno y apoyamos en lo que podemos la creación local. Nunca Navarra había tenido una asociación de escritores como la que tiene ahora, y esto es síntoma de que este colectivo goza de una salud excelente. Nuestras más sinceras felicitaciones para este colectivo, y nuestros mejores deseos para que continúen su actividad. Nosotros y nosotras haremos lo posible para difundir sus sobras.

Queremos agradecer, por último, al Ayuntamiento de Pamplona y al Gobierno de Navarra que con su ayuda hacen más fácil para nosotras la organización de esta Feria.

Comerciantes de Navarra

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Volver arriba